sábado, 31 de diciembre de 2016

En clave de #Hospitalidad: Reflexión para el día de Santa María, Madre de Dios

1ª lectura:      Números 6,22-27
«Invocarán mi nombre sobre los israelitas y yo los bendeciré»
Salmo:            «El Señor tenga piedad y nos bendiga»
2ª lectura:     Gálatas 4,4-7
«Dios envió a su Hijo, nacido de una mujer»
Evangelio:     Lucas 2,16-21
«María meditaba todas estas cosas en su corazón. Al cumplirse los ocho días, le pusieron por nombre Jesús»

En aquel tiempo los pastores fueron corriendo y encontraron a María y a José y al Niño acostado en el pesebre. Al verlo, les contaron lo que les había dicho de aquel niño. Todos los que lo oían se admiraban de lo que decían los pastores. Y María conservaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón. Los pastores se volvieron dando gloria y alabanza a Dios por lo que había visto y oído; todo como les había dicho. Al cumplirse los ocho días tocaba circuncidar al niño y le pusieron por nombre Jesús, como lo había llamado el ángel antes de su concepción.