lunes, 5 de septiembre de 2016

Diagnósticos Espirituales en Pastoral de la Salud


La atención de las necesidades espirituales y religiosas de los seres humanos, es uno de los ámbitos de actuación que realizamos desde el Servicio de Atención Espiritual y Religiosa (SAER) de los Centros de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios; pero, es fundamental que esta atención la llevemos a cabo en equipo, ya que «la sanidad y la asistencia son realidades seculares, con sus reglas propias; compartimos la vida y el servicio con personas que profesionalmente están animadas por valores e intereses que no siempre coinciden con los nuestros; las personas que llegan a nuestros centros buscando respuestas que solucionen sus problemática personal, forman parte de una sociedad en la que Dios parece no importar o que cuenta poco en la mayoría de las opciones y decisiones de la vida»[1].

Cuando hablamos de atender a un usuario, lo hacemos en términos de atención holística, lo cual implica, la dimensión psicológica, biológica, social y espiritual del ser humano.

Sabemos que existen los primeros auxilios básicos[2], que sería la atención inmediata que se da a un ser humano antes de que el personal profesional se haga cargo de la situación, se suele llevar a cabo por personas no tituladas en medicina, pero con unos conocimientos básicos que por lo general son bastante limitados. Podríamos decir que son los primeros auxilios que abordan la dimensión biológica.

También conocemos los PAP o primeros auxilios psicológicos que pueden ser aplicados por cualquier persona que haya sido entrenada para ello y que forme parte de los equipos y las organizaciones de respuesta a los incidentes críticos, y no hablamos de que esta atención sea exclusiva de los profesionales en psicología.[3]

Desconozco si existen primeros auxilios a nivel social; pero sí he deseado aportar una posible intervención a nivel espiritual, es decir, unos primeros auxilios espirituales, que al igual que en las anteriores ocasiones puede ser atendidos por cualquier persona con unos mínimos conocimientos, hasta que pueda intervenir el SAER, de ello escribí en una entrada en mayo de 2016, que titulé: Itinerario AVIC en los Primeros AuxiliosEspirituales en Clínica.


En esta entrada quiero dar un salto más y deseo compartir con vosotros lo que he llamado DIAGNÓSTICOS ESPIRITUALES EN PASTORAL DE LA SALUD.

«Diagnosticar es definir, después de comprobar las necesidades, cuál es la situación real de la persona en la dimensión espiritual y religiosa, cómo la vive y qué necesita en esas circunstancias.»[4] Por ello, deseo nombrar unos posibles diagnósticos de pastoral, desde mi humilde experiencia, y desde el conocimiento de las necesidades espirituales del ser humano, como pueden ser las de Torralba, (o la de otros autores, creo que la SECPAL  tiene un artículo sobre las necesidades espirituales):

·        Necesidad de sentido
·        Necesidad de reconciliación
·        Necesidad de reconocimiento de la identidad
·        Necesidad de orden
·        Necesidad de verdad
·        Necesidad de libertad
·        Necesidad de arraigo
·        Necesidad de orar
·        Necesidad simbólico-ritual
·        Necesidad de soledad-silencio
·        Necesidad de cumplir el deber
·        Necesidad de gratitud

Personalmente las englobaría en necesidad de: 

  • dar sentido a la vida
  • reconciliarse
  •  expresar sentimientos y vivencias religiosas
  • la trascendencia
  • comunión
  • practicar las virtudes teologales


Desde estas necesidades, quiero hablar de los diagnósticos espirituales, refiriéndome a los síntomas espirituales y/o emocionales que no necesariamente tienen una base orgánica observable y a las que se llega a través de entrevistas. 

Las definiciones que me encuentro de diagnóstico son: determinar o identificar una enfermedad mediante examen de los signos y los síntomas que presenta, o examinar una cosa, un hecho o una situación para realizar un análisis o para buscar una solución a sus problemas o dificultades. 

Desde estas definiciones, después de todo lo que he leído y desde mi experiencia, quiero realizar un intento de definición de los siguientes DIAGNÓSTICOS ESPIRITUALES EN PASTORAL DE LA SALUD, que condensaría en seis (no incluyo lo que muchos llaman bienestar espiritual, porque si se está bien espiritualmente no se necesita diagnosticar; sin embargo sí incluyo alteración del bienestar espiritual, porque entonces sí habría un "problema"):
  1. Alteración de la esperanza: estado en el que la persona vive en desarmonía,  que generalmente le induce a realizar deducciones negativas sobre las cosas; el no encontrar estrategias para modificar este estado le lleva a sentirse incapaz de movilizar su energía vital y no esperar nada ni de sí mismo, ni de nadie.
  2. Alteración de la religiosidad[5]: estado en el que la persona ve dificultada su capacidad para confiar en sus creencias religiosas , para hacer experiencia de la divinidad y cultivar la relación con él, o participar en las celebraciones o recursos religiosos de acorde a sus creencias religiosas.
  3. Alteración del bienestar espiritual: estado en el que la persona siente obstaculizado el proceso de inmanencia o trascendencia que le ayude a seguir creciendo espiritualmente; dándose un impedimento de conexión con el yo o la alteridad. 
  4. Incomunicación espiritual: estado vital de la persona que por diferentes motivos, no puede comunicar sus vivencias espirituales y religiosas a los demás. También puede darse que se haga negación de todo lo referente a la dimensión espiritual por no haberla cultivado, por tener experiencias negativas o por una opción personal.
  5. Sufrimiento espiritual: estado en el que la persona experimenta un sentimiento de carencia o insatisfacción por el ‘deseo’ consciente a alcanzar, podríamos decir por la falta de sentido, de felicidad y/o de vacío existencial.
  6. Sufrimiento moral: estado en el que la persona considera que las decisiones que toma a nivel individual como resultado de su propia reflexión (lo que quiere hacer) no están en equilibrio con las normas externas de conducta y convivencia (lo que debe hacer).


Más adelante intentaré describir más estos diagnósticos espirituales, cómo se puede llegar a ellos y cómo se puede actuar, pero eso será en otra entrada del Blog.

Norka C. Risso Espinoza


En todo caso comparto con vosotros la bibliografía utilizada:

  • Aguilar J.M., Trascendencia y alteridad. Estudio sobre E. Lévinas. Pamplona: Universidad de Navarra; 1992
  • Alarcos F.J., Bioética y pastoral de la salud. Madrid: San Pablo; 2002.
  • Bermejo J.C., Empatía Terapéutica. La compasión del sanador herido. Bilbao: Desclée de Brouwer; 2012.
  • Bimbela J.L., Yo decido. La tecnología con alma. Bilbao: Desclée de Brouwer; 2014.
  • Bulechek GM, Butcher HK, Dochterman JM, Wagner CM, editores. Clasificación de resultados de enfermería (NIC). 6ª ed. Madrid: Elsevier; 2014.
  • Cucci G., La fuerza que nace de la debilidad. Aspectos psicológicos de la vida espiritual. Santander: Sal Terrae; 2014.
  • Herdman TH, editora. NANDA International. Diagnósticos enfermeros: definiciones y clasificación 2012-2014. Madrid: Elsevier; 2013.
  • Johnson M, Bulechek G, Butcher H, McCloskey-Dochterman J, Maas M, Moorehead S, et al, editores. Interrelaciones NANDA, NIC, NOC. Diagnósticos enfermeros, resultados e intervenciones. 2ª ed. Madrid: Elsevier; 2007.
  • Johnson M, Moorehead S,  Bulechek G, Butcher H, Maas M, Swanson E, , et al, editores. Vínculos de NOC y NIC a NANDA-I y diagnósticos médicos. Soporte para el razonamiento crítico y la calidad de los cuidados. España: Elsevier; 2012.
  • Moorhead S, Johnson M, Maas ML, Swanson E, editoras. Clasificación de resultados de enfermería (NOC). Medición de resultados en salud. 5ª ed. Madrid: Elsevier; 2014.
  • Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, La Pastoral según el estilo de San Juan de Dios. Roma: Curia General Orden Hospitalaria de San Juan de Dios; 2012.
  • Provincia de Castilla Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, Evangelizar desde la Hospitalidad. Documento Marco de Pastoral. Madrid: Fundación San Juan de Dios; 2010.
  • Rivas F., Terapia de las enfermedades espirituales en los Padres de la Iglesia. Madrid: San Pablo; 2007.
  • Schreurs A., Psicoterapia y espiritualidad. La integración dela dimensión espiritual en la práctica terapéutica. Bilbao: Desclée de Brouwer; 2004.
  • Torralba F., Jesucristo 2.0. Madrid: PPC; 2012.
  • Torralba F., Necesidades Espirituales del ser humano. Cuestiones preliminares. Labor Hospitalaria. 2004; 36 (271): 7-16.
  • Vicente J.C., Manipuladores cotidianos. Manual de supervivencia. Bilbao: Desclée de Brouwer; 2006.



[1] Provincia de Castilla Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, Evangelizar desde la Hospitalidad. Documento Marco de Pastoral, Fundación San Juan de Dios, Madrid 2010, p. 38.
[2] Para la Real Academia Española la definición de primero es “dicho de una persona o de una cosa: que precede a las demás de su especie en orden, tiempo, lugar, situación, clase o jerarquía”; “excelente, grande y que sobresale y excede a otros”.
En cuanto a auxilio lo define como “ayuda, socorro, amparo”.
El Diccionario Mosby – Medicina, Enfermería y Ciencias de la Salud define a esta locución como “asistencia inmediata que se presta a una persona herida o enferma antes de ser tratada por personal médico. La asistencia se dirige en primer lugar a los problemas más graves: valoración de la permeabilidad de las vías respiratorias, presencia de hemorragia e idoneidad de la función cardíaca.” “Clasificación de intervenciones de enfermería definida como los cuidados iniciales de una lesión menor.”
Para la Enciclopedia Universal, 2012 “son una serie de procedimientos  médicos simples, destinados a salvar la vida de una persona en situaciones de emergencia médica, generalmente llevados a cabo por persona no titulada en Medicina antes de la intervención de los servicios de emergencia o de un profesional médico”.
[3] Apuntes del curso Primeros Auxilios Psicológicos (PAP), impartidos por la Universidad Autónoma de Barcelona: En las emergencias masivas, los proveedores de PAP deben intervenir siendo coordinados por los equipos de primera respuesta y/o los servicios de atención a los incidentes críticos. En los incidentes críticos cotidianos, los PAP suelen ser aplicados por personas del contexto habitual de la familia afectada (maestros, enfermeras, religiosos, líderes comunitarios) que hayan sido formados en esta técnica.
[4] La Pastoral según el estilo de San Juan de Dios. Orden hospitalaria de San Juan de Dios. Comisión General de Pastoral. Roma, 2012. Pag 78
[5] Diferencio deterioro de la religiosidad del deterioro de bienestar espiritual porque considero que hay personas que no profesan una religión y sin embargo sí tienen una dimensión espiritual que se puede ver deteriorada.