viernes, 3 de abril de 2015

Viernes Santo


Viernes Santo, el día del silencio ante el no saber qué decir, la realidad que viven muchos enfermos, muchos sin techo, muchos... allí, abandonado por todos, todo parece acabar, este es el estilo de Dios, hacerse presente donde no se le ve, sentir como suyos los dolores de toda la humanidad.

En esta cruz muere Jesús y con Él están todas las víctimas que sufren las injusticias, la soledad, la enfermedad,... sin embargo, en esta muerte injusta y cruel no hay desesperación, aún queda espacio para confiar en el corazón de un Dios lleno de amor misericordioso, como nos dice @Pontifex_es: La Cruz de Cristo no es una derrota: la Cruz es amor y misericordia.