jueves, 30 de octubre de 2014

Viven con nosotros

La certeza de que los muertos viven con nosotros
es el pan cotidiano de millones de madres, esposas,
maridos, hijos que han perdido al ser amado.
Los que se nos fueron tiran de nosotros
y mantienen viva nuestra esperanza
como respuesta a esa llamada que nos viene del otro lado.

Los que se nos mueren llegan a ser como un regazo
palpitante e invisible, pero presentido,
que nos protege del frío del camino
y torna cálida nuestra existencia sumergida en el amor.

Desconozco el autor.