martes, 19 de febrero de 2013

Autoestima



Siempre que encuentro algo interesante lo comparto con vosotros, pues, aquí os dejo algunos derechos asertivos que todos poseemos; si los lees, seguramente pensarás: “ya, claro, eso ya lo sabía yo”, pero párate a reflexionar un momento. ¿Realmente haces uso de tus derechos, te acuerdas de ellos en momentos puntuales?
  • El derecho a ser tratado con respeto y dignidad.
  •  El derecho a tener y expresar los propios sentimientos y opiniones.
  •   El derecho a ser escuchado y tomado en serio.
  • El derecho a juzgar mis necesidades, establecer mis prioridades y tomar mis propias decisiones.
  • El derecho a decir “NO” sin sentir culpa.
  • El derecho a pedir lo que quiero, dándome cuenta de que también mi interlocutor tiene derecho a decir “no”. 
  •   El derecho a cambiar.
  • El derecho a cometer errores.
  • El derecho a pedir información y se informado.
  • El derecho a obtener aquello por lo que pagué.
  • El derecho a decidir no ser asertivo.
  • El derecho a ser independiente.
  • El derecho a decidir qué hacer con mis propiedades, cuerpo, tiempo, etc., mientras no se violen los derechos de otras personas.
  • El derecho a tener éxito.
  • El derecho a gozar y disfrutar.
  • El derecho a mi descanso, aislamiento, siendo asertivo. 
  • El derecho a superarme, aún superando a los demás.

Por si te surgen dudas, los Derechos Asertivos son aquellos derechos no escritos, que todos poseemos, pero que muchas veces olvidamos a costa de nuestra autoestima. No sirven para “pisar” al otro, pero sí para considerarnos a la misma altura que todos los demás.

La asertividad, expresión de una sana autoestima
Olga Castanyer