martes, 22 de marzo de 2011

Mirar por dentro

No sé Señor si el querer ocultarme es lo mejor,
no ocultarte a ti, ocultar mi ego;
no se Señor si no querer enterarme es realmente no saber,
Tú lo haces llegar por tantos medios…
Yo no quiero ver, hay tanto miedo,
pero Tú quieres que sienta, que viva, que sea,…
¿un rostro crucificado, un rostro bello?
No se trata de mirarme en el espejo,
se trata de mirarte a ti, en el rostro del hermano,
en el rostro del extranjero, sí y también en el espejo;
Ir más allá del rostro, entrar por dentro,
traspasar murallas, ir al centro.
¿Dónde estás? ¿dónde te encuentro?
No busques fuera, busca por dentro.
Allí donde te halle, allí estarán ellos,
probablemente debo buscarlos primero a ellos.
Palabras, palabras, palabras ¿por qué no hacerlas vida?
Si el Verbo se hizo carne ¿qué hacemos con el verbo?
Mis hermanos, mirarlos a ellos,
contemplar tu rostro, mirar por dentro…

Norka C. Risso Espinoza