sábado, 13 de enero de 2018

Huellas en el camino: II Domingo Tiempo Ordinario


Evangelio

En aquel tiempo, estaba Juan con dos de sus discípulos y, fijándose en Jesús que pasaba, dice: «Éste es el Cordero de Dios.» Los dos discípulos oyeron sus palabras y siguieron a Jesús. Jesús se volvió y, al ver que lo seguían, les pregunta: «¿Qué buscáis?» Ellos le contestaron: «Rabí (que significa Maestro), ¿dónde vives?» Él les dijo: «Venid y lo veréis.» Entonces fueron, vieron dónde vivía y se quedaron con él aquel día; serían las cuatro de la tarde. Andrés, hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que oyeron a Juan y siguieron a Jesús; encuentra primero a su hermano Simón y le dice: «Hemos encontrado al Mesías (que significa Cristo).» Y lo llevó a Jesús. Jesús se le quedó mirando y le dijo: «Tú eres Simón, el hijo de Juan; tú te llamarás Cefas (que se traduce Pedro).» 
Palabra del Señor

Aprendemos


Para los peques de la casa

Los primeros discípulos que tuvo Jesús fueron pescadores. Simón Pedro también lo era, y acaba de descubrir algo muy importante mientras estaba pescando; tanto que lo dejó todo para seguir a Jesús. Pinta el agua con los colores de las referencias, y tú también descubrirás lo que cambió para siempre la vida de los discípulos.
Para mi vida

Cuando nos encontramos con Jesús nuestra vida cambia. ¡Él la llena de alegría! ¿Qué alegrías te produce ser amigo de Jesús?