sábado, 20 de mayo de 2017

En clave de #Hospitalidad: Reflexión para el Domingo VI Pascua

1ª lectura:      Hechos 8,5-8.14-17
«Les imponían las manos y recibían el Espíritu Santo»
Salmo:            «Aclamad al Señor, tierra entera»
2ª lectura:     1 Pedro 3,15-18
«Murió en la carne, pero volvió a la vida por el Espíritu»
Evangelio:     Juan 14,15-21
«Yo le pediré al Padre que os dé otro Defensor»
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Si me amáis, guardaréis mis mandamientos. Yo le pediré al Padre que os dé otro Defensor que esté siempre con vosotros, el Espíritu de la verdad. El mundo no puede recibirlo porque no lo ve ni lo conoce; vosotros, en cambio, lo conocéis, porque vive con vosotros y está con vosotros.

No os dejaré desamparados, volveré. Dentro de poco el mundo no me verá, pero vosotros me veréis, y viviréis, porque yo sigo viviendo. Entonces sabréis que yo estoy con mi Padre, vosotros conmigo y yo con vosotros. El que acepta mis mandamientos y los guarda, ése me ama; al que me ama, lo amará mi Padre, y yo también lo amaré y me revelaré a él.»